Destacado

Parroquia Nuestra Señora de Lourdes

GRUPO DE TAIZÉ EN CÁDIZ

Te invita y te ofrece…

  • ORACIÓN COMUNITARIA

Con cantos de Taizé – Todos los domingos

De Octubre a Julio… 19:30 h – Eucaristía / 20:30 h – Oración

De Julio a Octubre… 20:00 h – Eucaristía / 21:00 h – Oración

El primer domingo de cada mes (día de Cáritas), tras la oración, tenemos un momento de encuentro y convivencia.

  • GRUPO DE JESÚS

Reflexión mensual sobre el Evangelio

Viernes primero de cada mes (de 20:30 a 22:00 h)

  • UN FIN DE SEMANA MONÁSTICO

Santa María de las Escalonias – Hornachuelos (Córdoba)

  • UNA SEMANA EN TAIZÉ

Jóvenes, adultos y familias (Tiempo de verano)

  • ENCUENTRO EUROPEO

Peregrinación de confianza – Breslavia 2019

Tiempo de Navidad (28/12/2019 – 01/01/2020)

Adviento – II

8 Diciembre 2019

«Sobre él se posará el espíritu del Señor»

(Isaías 11, 1-10)

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRwipeEXvvRN9u9RgiK4D2zEofUiEXuN4XBwfughvZKlBLpA8uy&shttps://i0.wp.com/www.gestornoticias.com/archivos/carifilii.es/image/anunciacion_rupnik_colegio_frances.jpg

Hoy contemplamos al Espíritu de Dios.

En la Comunión Trinitaria cada persona de la Trinidad se entrega por completo como ejemplo para nosotros de comunidad.

El Profeta Isaías nos nombra los Dones del Espíritu Divino, refiriéndose al Mesías que vendrá: “lleno de espíritu de sabiduría y entendimiento, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de ciencia y temor del Señor”.

En otro pasaje nos trasmite: ” ¿Sobre quien descansará mi Espíritu, sino sobre el humilde y pacífico que tiembla ante mi Palabra?”. Y es que, para que el Hijo de Dios se hiciera carne era necesario que libremente, con paz de corazón y humildad, María diera el “Sí”: “El Espíritu vendrá sobre ti, María”.

Precisamente hoy celebramos a la “Llena de Gracia” desde su concepción, siendo Ella la “vara flexible del Tronco de Jesé”, la que nos dará el fruto de su fe: ” El Mesías, El Señor”.

Nos disponemos a escuchar al Profeta, qué dice de Él y de su Reino de Paz.

Salmo 71

Que en sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente.

Lectura: Del profeta Isaías

brotará un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz florecerá un vástago.

Sobre él se posará el espíritu del Señor: Espíritu de sabiduría y entendimiento, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de ciencia y temor del Señor.

Lo inspirará el temor del Señor. No juzgará por apariencias ni sentenciará de oídas; juzgará a los pobres con justicia, sentenciará con rectitud a los sencillos de la tierra; pero golpeará al violento con la vara de su boca, y con el soplo de sus labios hará morir al malvado. La justicia será ceñidor de su cintura, y la lealtad, cinturón de sus caderas…

Habitará el lobo con el cordero, el leopardo se tumbará con el cabrito, el ternero y el león pacerán juntos: un muchacho será su pastor. La vaca pastará con el oso, sus crías se tumbarán juntas; el león como el buey, comerá paja. El niño de pecho retoza junto al escondrijo de la serpiente, y el recién destetado extiende la mano hacia la madriguera del áspid. Nadie causará daño ni estrago por todo mi monte santo: porque está lleno el país del conocimiento del Señor, como las aguas colman el mar.

Aquel día, la raíz de Jesé será elevada como enseña de los pueblos: se volverán hacia ella las naciones y será gloriosa su morada.

(Isaías 11, 1-10)

Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Señor, Tú que tienes un plan para cada uno de nosotros, te pedimos fe y voluntad para realizarlo sin cuestionar nada, poniendo nuestra esperanza en ti.

  • Ante las crisis, divisiones y caos en las personas y en la tierra, e incluso en tu iglesia hay mucha corrupción en una minoría con poder, con auténtico dolor te pedimos piedad y misericordia para nosotros y el mundo entero.

  • Por los solitarios: ancianos, jóvenes maltratados, niños sin familia, parados, enfermos, sin techo, encarcelados y muchos más que se sienten confundidos uniéndose a la corriente de la vida. Acepta nuestra oración para conceder a las personas con inquietudes las capacidades necesarias para su entrega.

  • Por la comunidad de Taizé, por las comunidades contemplativas, por los pocos ermitaños, por todos los que se dedican a a alabarte y adorarte, pedir y darte gracias.

  • Por todos nosotros aquí reunidos en oración, para que en este tiempo de Adviento contemplemos a María, modelo de obediencia, ternura y paciencia, y como ella fijemos los ojos en ti y te coloquemos en el centro de nuestra vida.

Padrenuestro

Oración final

Magnificat

El hermoso signo del pesebre

1 Diciembre 2019

Visita del Papa al Santuario del Pesebre en Greccio

2019.11.27 Affresco del Presepe di Greccio

Giotto – Fresco del Pesebre de Greccio

Meditación del Santo Padre

¡Cuántos pensamientos se amontonan en la mente en este lugar santo! Y sin embargo, ante la roca de estos montes tan queridos por San Francisco, lo que estamos llamados a hacer es, ante todo, redescubrir la sencillez.

El belén, que San Francisco realizó por primera vez en este pequeño espacio, a imitación de la angosta gruta de Belén, habla por sí mismo. Aquí no hay necesidad de multiplicar las palabras, porque la escena ante nuestros ojos expresa la sabiduría que necesitamos para captar lo esencial.

Ante el belén descubrimos lo importante que es para nuestra vida, a menudo agitada, encontrar momentos de silencio y oración. Silencio, para contemplar la belleza del rostro del niño Jesús, el Hijo de Dios nacido en la pobreza de un establo. Oración, para expresar el “gracias” maravillados por este inmenso regalo de amor que nos es dado.

En este sencillo y maravilloso signo del belén, que la piedad popular ha acogido y transmitido de generación en generación, se manifiesta el gran misterio de nuestra fe: Dios nos ama hasta el punto de compartir nuestra humanidad y nuestra vida. Nunca nos deja solos; nos acompaña con su presencia escondida, pero no invisible. En toda circunstancia, tanto en la alegría como en el dolor, Él es el Emmanuel, Dios con nosotros.

Como los pastores de Belén, aceptemos la invitación a ir a la cueva, a ver y reconocer el signo que Dios nos ha dado. Entonces nuestro corazón estará lleno de alegría, y podremos llevarla donde haya tristeza; estará lleno de esperanza, para compartirla con los que la han perdido.

Identifiquémonos con María, que puso a su Hijo en el pesebre, porque no había lugar en una casa. Con ella y con San José, su esposo, miremos al Niño Jesús. Que su sonrisa, surgida en la noche, disipe la indiferencia y abra los corazones a la alegría del que se siente amado por el Padre que está en los cielos.

Carta apostólica Admirabile signum

Adviento – I

1 Diciembre 2019

«De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas»

(Isaías 2, 1-5)

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRPhH4yLg0Dgmi27qT6Uvttj1ybyNXlDI5a7n4Upau1N2T-c9gD&s

«De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra». ¿Pero cuándo sucederá esto? Qué hermoso día será ese en el que las armas sean desmontadas para transformarse en instrumentos de trabajo. ¡Y esto es posible! Apostemos por la esperanza, la esperanza de la paz. Y será posible. Venid ¡Caminemos hacia la Luz!

Este camino no se acaba nunca. Así como en la vida de cada uno de nosotros siempre hay necesidad de comenzar de nuevo, de volver a levantarse, de volver a encontrar el sentido de la meta de la propia existencia, de la misma manera para la gran familia humana es necesario renovar siempre el horizonte común hacia el cual estamos encaminados. ¡El horizonte de la esperanza! Es ese el horizonte para hacer un buen camino.

El tiempo de Adviento, que hoy de nuevo comenzamos, nos devuelve el horizonte de la esperanza, una esperanza que no decepciona porque está fundada en la Palabra de Dios. Una esperanza que no decepciona, sencillamente porque el Señor no decepciona jamás. ¡Él es fiel!, ¡Él no decepciona! ¡Pensemos y sintamos esta belleza!

El modelo de esta actitud espiritual, de este modo de ser y de caminar en la vida, es la Virgen María. Una sencilla muchacha de pueblo, que lleva en el corazón toda la esperanza de Dios. En su seno, la esperanza de Dios se hizo carne, se hizo hombre, se hizo historia: Jesucristo. Su Magnificat es el cántico del Pueblo de Dios en camino, y de todos los hombres y mujeres que esperan en Dios, en el poder de su misericordia. Dejémonos guiar por Ella, que es madre, es mamá, y sabe cómo guiarnos. Dejémonos guiar por Ella en este tiempo de espera y de vigilancia activa. (Francisco)

Salmo 99

Aclama al Señor, tierra entera

Lectura: Isaías 2, 1-5

Visión de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y de Jerusalén.

En los días futuros estará firme el monte de la casa del Señor,

en la cumbre de las montañas, más elevado que las colinas.

Hacia él confluirán todas las naciones,

caminarán pueblos numerosos y dirán:

«Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob.

Él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus sendas;

porque de Sión saldrá la ley, la palabra del Señor de Jerusalén».

Juzgará entre las naciones, será árbitro de pueblos numerosos.

De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas.

No alzará la espada pueblo contra pueblo,

no se adiestrarán para la guerra.

Casa de Jacob, venid; caminemos a la luz del Señor.

Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • En este tiempo de Adviento que comienza, pidamos que en nombre de Dios-Amor “se renuncie a las armas, por un futuro que ya no sea de unos contra otros, sino de unos con otros, y nos convirtamos de una economía que usa la guerra a una economía que sirva a la paz”.

  • Roguemos al Padre por quienes nos llamamos cristianos, para que caminando unidos a la Luz del Señor demos testimonio de esperanza, de servicio y de bien.

  • Ponemos en tus manos Señor a todos nuestros hermanos que sufren la enfermedad en su cuerpo y en los que los aman y acompañan, para que Jesús sea su Luz y su esperanza.

  • Roguemos al Señor por nuestros hermanos que sufren la marginación o la pobreza. Que seamos capaces de encontrar caminos dignos y solución a sus problemas.

  • Por cuantos compartimos esta Oración en el inicio del Adviento. Que vivamos este tiempo dispuestos a crecer en el amor, la sencillez y la humildad tomando como ejemplo a María, la madre de Jesús, siempre dispuestos a salir al encuentro del hermano.

Padrenuestro

Oración final

Señor, en tu nombre, en este tiempo de Adviento levantamos nuestra mirada para contemplar la salvación que nos traes. Que tu Palabra nos haga vigilantes a tu venida, responsables a la hora de vivir la fe, y generosos para actuar desde la caridad.

Nos gozamos en tu presencia, Señor. Haz que los días de nuestra vida estén llenos de tu paz. Que este encuentro contigo celebrado desde la fe y la esperanza nos haga vigilantes a tu venida. Conviértenos a ti para que seamos instrumentos y mensajeros de la paz que viene de ti.

Que en este Adviento nos pongamos en camino, a la luz del Evangelio, junto a toda la Iglesia para apresurar, vivir y comunicar un nuevo nacer de Dios en el seno de este mundo. Señor Jesús, Tú eres la respuesta a nuestras inquietudes; el sentido de nuestra existencia, concédenos, en este tiempo y siempre, vivir centrados en Ti, Mesías y Salvador nuestro.

Orar en Adviento

Una esperanza fundada en la palabra de Dios

Imagen relacionada

Año tras año, desde hace ya dos milenios, el tiempo de Adviento nos devuelve el horizonte de la esperanza fundada en la palabra de Dios, una esperanza que no decepciona, porque el Señor no decepciona jamás. Él es fiel.

Frente a la tentación del desánimo y la desesperación, inevitable cuando contemplamos los males de este mundo, la venida del Salvador nos devuelve la seguridad de que Dios está al principio y al fin de nuestra historia, y que nuestra misión es entregarnos a la construcción del Reino.

Redescubrimos así la belleza de estar todos en camino: la Iglesia, con su vocación y misión, y la humanidad entera, pueblos, civilizaciones, culturas, todos en camino a través de los senderos del tiempo.

El modelo de este modo de ser y de caminar en la vida, es María. En ella la esperanza de Dios se ha hecho hombre, se ha hecho historia: es Jesucristo. El Magníficat es el cántico del Pueblo de Dios en camino y de todos los hombres y las mujeres que esperan en Dios, en el poder de su misericordia.

(Papa Francisco)

Parroquia Ntra. Sra. de Lourdes – Cádiz

Adviento – 2019

 

ENCUENTRO ECUMÉNICO DE ORACIÓN

(Sábado 30 Nov. 11:30 h)

ORACIONES COMUNITARIAS

(Domingos 20:30 h.)

  • 1 Dic. – I Dom. Adviento: Isaías 2, 1-5

    «De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra».

  • 8 Dic – II Dom. Adviento: Isaías 11, 1-10

    «Sobre él se posará el espíritu del Señor: espíritu de sabiduría y entendimiento, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de ciencia y temor del Señor».

  • 15 Dic – III Dom. Adviento: Isaías 35, 1-6a.10

    «Sed fuertes, no temáis. ¡He aquí vuestro Dios! Viene en persona y os salvará».

  • 22 Dic – IV Dom. Adviento: Isaías 7, 10-14

    «Mirad: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Enmanuel (Dios con nosotros)».

Resultado de imagen de maria se puso en camino

 

Jesucristo, Rey del Universo

24 Noviembre 2019

«Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino»

(Lc 23, 35-43)

https://www.diocesismalaga.es/cms/media/articulos/articulos-242603.jpg

En esta celebración de Cristo Rey nos planteamos qué tipo de reinado es el que se nos presenta. Jesús nos dijo que nosotros no fuésemos como los reyes de este mundo que explotan y se aprovechan de sus súbditos, al contrario, que el que quiera ser el primero fuera el esclavo de todos.

Y no sólo nos lo pide, también lo demuestra con su vida. Cristo reina desde la cruz, dando su vida por todos nosotros. Amando hasta el extremo. Así el sentido del poder se da la vuelta, se torna totalmente nuevo, un mundo de servicio y de amor que, junto con las bienaventuranzas, viene a cambiarnos totalmente los esquemas.

Ser cristiano exige tener unos valores que no tienen nada que ver con los de este mundo.

Salmo 121

Vamos alegres a la casa del Señor.

Lectura: Del Evangelio de Lucas

En aquel tiempo, los magistrados hacían muecas a Jesús diciendo: «A otros ha salvado; que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido». Se burlaban de él también los soldados, que se acercaban y le ofrecían vinagre, diciendo: «Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo». Había también por encima de él un letrero: «Este es el rey de los judíos».

Uno de los malhechores crucificados lo insultaba diciendo: «¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros». Pero el otro, respondiéndole e increpándolo, le decía: «¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en la misma condena? Nosotros, en verdad, lo estamos justamente, porque recibimos el justo pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha hecho nada malo». Y decía: «Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino».

Jesús le dijo: «En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso».

Lc 23,35-43


Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Te pedimos, Señor, por los que dirigen este mundo, para que sean capaces de salir de su egoísmo y de sus intereses y miren a los que menos tienen.

  • Por nuestros gobernantes, para que luchen por la justicia y no se aprovechen de su situación para beneficio propio.

  • Por la Iglesia, para que dé ejemplo, como Cristo, y se haga esclava de los más necesitados.

  • Por el Papa Francisco, para que pueda lograr una iglesia pobre para los pobres.

  • Por todos nosotros, para que no nos impongamos a los demás, sino que los veamos como hermanos a los que hay que servir.

  • Por todos los que sufren el paro, la exclusión, la enfermedad, la soledad, la guerra, la falta de libertad, para que encuentren siempre en nosotros una mano tendida.

Padrenuestro

Oración final

Jornada Mundial de los Pobres

17 Noviembre 2019

La esperanza nunca se frustrará

(Sant 2, 5-10)

Dice el Papa Francisco, con motivo de la Tercera Jornada Mundial de los Pobres que se celebra hoy:

No es fácil ser testigos de la esperanza cristiana en el contexto de una cultura consumista y de descarte, orientada a acrecentar el bienestar superficial y efímero. Es necesario un cambio de mentalidad para redescubrir lo esencial y darle cuerpo y efectividad al anuncio del Reino de Dios.

La esperanza se comunica también a través de la consolación, que se realiza acompañando a los pobres no por un momento, cargado de entusiasmo, sino con un compromiso que se prolonga en el tiempo.

Los pobres obtienen una esperanza verdadera no cuando nos ven complacidos por haberles dado un poco de nuestro tiempo, sino cuando reconocen en nuestro sacrificio un acto de amor gratuito que no busca recompensa”.

J. M. Pobres

Salmo 97

El Señor llega para regir los pueblos con rectitud.

Lectura: De la Carta de Santiago

Escuchad, mis queridos hermanos: ¿acaso no eligió Dios a los pobres según el mundo como ricos en la fe y herederos del Reino que prometió a los que lo aman? Vosotros, en cambio, habéis ultrajado al pobre. ¿No son los ricos los que os oprimen e incluso os arrastran a los tribunales? ¿No son ellos los que injurian el hermoso Nombre que ha sido invocado sobre vosotros?

Si cumplís la que, según la Escritura, es la ley regia: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo», hacéis bien; pero si establecéis diferencias entre las personas, cometéis pecado y esa ley os acusa como transgresores. Pues quien observa toda la ley, pero falla en un solo precepto, se hace responsable de todos.

(Sant 2, 5-10)

Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Te pedimos, Señor, por todas aquellas personas que son víctimas de la cultura del descarte de la que habla el Papa Francisco: inmigrantes, refugiados, desempleados, jóvenes sin esperanza.

  • Ayer se cumplió el 30 aniversario del asesinato de los jesuitas de El Salvador por su compromiso en la defensa de los pobres. Que su martirio sirva como impulso evangelizador en nuestros días.

  • Por los pobres concretos que tú pones en nuestro camino: en nuestro trabajo, en nuestro barrio, en nuestra vida cotidiana. Para que, como en la parábola del buen samaritano, no pasemos de largo, sino que nos comprometamos con su liberación.

  • Por la Iglesia, para que sea un hospital de campaña, dispuesta a colocar en el centro de su actividad misionera a los que más lo necesitan.

  • Por nuestra comunidad, para que descubra la importancia de apoyar a Cáritas en su trabajo por atender a las familias del barrio que lo están pasando peor.

  • Por todos nosotros, para que cada día descubramos un poco más que Dios se hace presente, de un modo preferente, en los pobres y necesitados.

Padrenuestro

Oración final