Destacado

Parroquia Nuestra Señora de Lourdes

GRUPO DE TAIZÉ EN CÁDIZ

Te invita y te ofrece…

  • ORACIÓN COMUNITARIA

Con cantos de Taizé – Todos los domingos

De Octubre a Julio… 19:30 h – Eucaristía / 20:30 h – Oración

De Julio a Octubre… 20:00 h – Eucaristía / 21:00 h – Oración

El primer domingo de cada mes (día de Cáritas), tras la oración, tenemos un momento de encuentro y convivencia.

  • GRUPO DE TAIZÉ

Reflexión mensual sobre el Evangelio

Viernes primero de cada mes (de 20:30 a 22:00 h)

  • UN FIN DE SEMANA MONÁSTICO

Santa María de las Escalonias – Hornachuelos (Córdoba)

Tel: 957 714 578

  • UNA SEMANA EN TAIZÉ

Jóvenes, adultos y familias (Tiempo de verano)

  • ENCUENTRO EUROPEO

Peregrinación de confianza – Turín 2020

Siempre en camino – IV

16 Febrero 2020

«Siempre en camino … junto a toda la creación»

(Gn 2, 15)

Resultado de imagen de bible de moutier grandval

Bible de Moutier-Grandval  (S. Martin de Tours – 830)

La comunidad de Taizé nos hace una llamada para nuestro hoy:

«Ponernos en camino… junto a toda la creación».

Ante los enormes peligros que amenazan nuestro maravilloso planeta, muchos jóvenes –y menos jóvenes también– se sienten impotentes o desanimados. Y, en los tiempos venideros, las catástrofes climáticas forzarán más y más gente a abandonar sus hogares.

Sin embargo, la fe nos invita a resistir el fatalismo y la angustia. La Biblia subraya que, en la obra creadora de Dios, nosotros recibimos una responsabilidad particular, la de cuidar de la tierra y preservarla. Redescubrir que formamos parte integrante de la Creación hace que nuestra vida sea más humana.

Nuestra tierra es un don precioso del Creador que podemos recibir con agradecimiento y alegría. La tierra es nuestra casa común y Dios nos llama a velar sobre todas las criaturas y por las generaciones que están por venir.

Ante la emergencia climática, vemos múltiples iniciativas. Ellas están marcando más y más la conciencia común. Cierto que limitarnos solo al nivel de las prácticas individuales no es suficiente. Pero es una condición indispensable para el cambio.

Carta de Taize 2020

 

Salmo 104

Cuántas son tus obras, Señor,

y todas las hiciste con sabiduría;

la tierra está llena de tus criaturas.

Lectura: Del libro del Génesis

El día en que el Señor Dios hizo tierra y cielo,

no había aún matorrales en la tierra, ni brotaba hierba en el campo,

porque el Señor Dios no había enviado lluvia sobre la tierra,

ni había hombre que cultivase el suelo;

pero un manantial salía de la tierra

y regaba toda la superficie del suelo.

Entonces el Señor Dios modeló al hombre del polvo del suelo

e insufló en su nariz aliento de vida;

y el hombre se convirtió en ser vivo.

El Señor Dios plantó un jardín en Edén, hacia Oriente,

y colocó en él al hombre que había modelado.

El Señor Dios hizo brotar del suelo

toda clase de árboles hermosos para la vista y buenos para comer;

además, el árbol de la vida en mitad del jardín,

y el árbol del conocimiento del bien y el mal.

El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín de Edén,

para que lo guardara y lo cultivara”.

(Gn 2, 8-15)

Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Te pedimos por la Iglesia católica y por todas las iglesias cristianas. Que todas den testimonio de tu presencia con su interés por la justicia y la paz, por su búsqueda de la unidad, por su respeto de las conciencias y sobre todo por saber responder a los signos de los tiempos manifestados en el grito de la naturaleza.

  • Te pedimos que las organizaciones internacionales sepan actuar para detener la explotación de los bienes tan generosamente ofrecidos por la Madre Tierra, por la cual tantos hermanos y hermanas viven necesidad.

  • Te pedimos que nos ayudes a realizar con madurez la elección de un estilo de vida desinteresado y sostenible, promoviendo el cuidado y la protección de los ecosistemas, garantizando el acceso a todos los recursos básicos y fomentando las prácticas que respeten los derechos fundamentales de la persona humana y de cada criatura.

  • Te pedimos por todos los cristianos. Para que seamos siempre alegres, felices y serenos aun en las tensiones de la vida, pues Tú nos has traído perdón y misericordia, y has querido que vivamos en tu amor. Y haz que nuestra alegría sea contagiosa.

  • Te pedimos por todos los que te buscan con sinceridad. Que, como tú, lleven libertad a los encarcelados, alimento y bebida a los necesitados. Que profieran palabras de aliento a los desalentados, y de esa manera proclamen la Buena Nueva de salvación a los pobres.

Padrenuestro

Oración final

Te alabamos, Padre, con todas tus criaturas,
que salieron de tu mano poderosa.
Son tuyas, y están llenas de tu presencia y de tu ternura.
Alabado seas.

Hijo de Dios, Jesús, por ti fueron creadas todas las cosas.
Te formaste en el seno materno de María,
te hiciste parte de esta tierra, y miraste este mundo con ojos humanos.
Hoy estás vivo en cada criatura con tu gloria de resucitado.
Alabado seas.

Espíritu Santo, que con tu luz orientas este mundo hacia el amor del Padre
y acompañas el gemido de la creación,
tú vives también en nuestros corazones para impulsarnos al bien.
Alabado seas.

Señor Uno y Trino, comunidad preciosa de amor infinito,
enséñanos a contemplarte en la belleza del universo,
donde todo nos habla de ti.
Despierta nuestra alabanza y nuestra gratitud por cada ser que has creado.
Danos la gracia de sentirnos íntimamente unidos con todo lo que existe.

Dios de amor, muéstranos nuestro lugar en este mundo
como instrumentos de tu cariño por todos los seres de esta tierra,
porque ninguno de ellos está olvidado ante ti.
Ilumina a los dueños del poder y del dinero
para que se guarden del pecado de la indiferencia,
amen el bien común, promuevan a los débiles, y cuiden este mundo que habitamos.

Los pobres y la tierra están clamando:
Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz,
para proteger toda vida, para preparar un futuro mejor,
para que venga tu Reino de justicia, de paz, de amor y de hermosura.
Alabado seas. Amén.

LAUDATO SI’ – P. Francisco

Siempre en camino – III

9 Febrero 2020

«… junto con los exilados»  (Levítico 19, 33-34)

https://fee.org/media/15451/immigration.jpg?anchor=center&mode=crop&height=656&widthratio=2.1341463414634146341463414634&rnd=131303464840000000

La tercera propuesta de la comunidad de Taizé nos anima a «encontrarnos con los migrantes y exilados»

«En todo el mundo, mujeres, hombres y niños son obligados a abandonar su tierra o deciden buscar un futuro en otra parte. Su motivación es más fuerte que todas las barreras que se levantan ante ellos.

Todos deseamos que se preserve la especificidad de nuestras propias culturas, pero ¿no es la acogida de otros uno de los más bellos dones humanos? Ciertamente, la llegada de extranjeros plantea cuestiones complejas. La afluencia de migrantes debe gestionarse apropiadamente; aunque pueda crear dificultades, puede ser también una oportunidad.

También puede suceder que, aun viviendo en una misma ciudad, en un mismo barrio, un mismo pueblo, a veces durante varias generaciones, hay personas que pueden permanecer como extranjeras las unas para las otras. E incluso entre los que comparten las mismas referencias culturales puede haber profundas incomprensiones. ¿Podríamos entonces buscar encontrarnos con los que no tienen las mismas opciones o convicciones que nosotros?

Al ponernos en camino hacia los demás, ya sea que hayan venido de lejos o que vivan cerca de nosotros sin conocernos, sin duda podríamos comprender mejor que piensan de manera diferente que nosotros».

Carta de Taize 2020

Salmo 111

En las tinieblas brilla como una luz
el que es justo, clemente y compasivo.
Dichoso el que se apiada y presta,
y administra rectamente sus asuntos.

Lectura:

El Señor habló así a Moisés:

«Di a la comunidad de los hijos de Israel:

Sed santos, porque yo, el Señor, vuestro Dios, soy santo (…)

Si un emigrante reside con vosotros en vuestro país, no lo oprimiréis.

El emigrante que reside entre vosotros

será para vosotros como un miembro más de vuestro pueblo:

lo amarás como a ti mismo, porque emigrantes fuisteis en Egipto (…)

Cumplid todas mis leyes y mandatos poniéndolos por obra. Yo soy el Señor».

(Levítico 19, 1-2.33-34.37)

Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Para que la Iglesia sea siempre hogar de acogida. Que los pequeños, los débiles, los que menos cuentan, los que llegan de otros lugares, encuentren en nuestras comunidades un buen testimonio del amor de Dios.

  • Para que España y Europa ofrezcan protección a quienes llegan huyendo de conflictos armados, violencias, pobreza económica o desastres naturales. Que las leyes de migración y de asilo posibiliten la seguridad que estas personas necesitan.

  • Para que nuestra sociedad sea capaz de promover la realización plena de todas las personas, facilitando su desarrollo humano, social, laboral, familiar, y posibilitando también el ejercicio de la dimensión religiosa de cada persona y cada comunidad.

  • Para que en nuestras relaciones de convivencia practiquemos la cultura del encuentro y facilitemos el contacto con las personas llegadas de otros lugares, de modo que todos salgamos enriquecidos al descubrir y recibir lo bueno de los demás.

  • Para que el Señor acoja en su paz a quienes mueren en las duras travesías de la emigración y dé la fortaleza a sus familias que con esperanza esperan su regreso.Por todos nosotros, para que Dios nos conceda la gracia de no caer en la indiferencia, no acostumbrarnos a lo que es injusto, pensando que todo es normal.

Padrenuestro

Oración final

Padre del cielo, nadie es extranjero para ti

y nadie está nunca lejos de tu cariño.

En tu bondad, cuida de los migrantes,

refugiados y solicitantes de asilo,

de los que están separados de sus seres queridos,

de los que están perdidos

y de los que han sido exiliados de sus hogares.

Llévalos en condiciones seguras al lugar donde quieren estar.

Envía tu Espíritu Santo sobre nuestros gobernantes,

para que promulguen leyes y políticas

acordes con la dignidad de toda persona humana.


Concédenos la gracia de una santa audacia

para ser solidarios con los más vulnerables entre nosotros

y para ver en ellos el rostro de tu Hijo.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor,

que también fue refugiado y migrante. Amén.

(Obispo de Lincoln, James Conley)

 

Siempre en camino – II

2 Febrero 2020

Siempre en camino – II

«… plenamente presentes para aquellos que nos rodean»

(Mc 6, 34)

https://liturgy.slu.edu/16OrdB072218/images/art.png

La comunidad de Taizé nos hace la propuesta de «estar plenamente presentes para los que nos rodean»

Jesús se presenta a sí mismo como un peregrino que “no tiene donde reclinar la cabeza”. Se puso en camino para anunciar esta buena noticia: Dios ser ha hecho cercano, está actuando para transformar el mundo. Y nos invita a participar en este proyecto de renovación.

Por su vida, Cristo Jesús nos ha mostrado por dónde empezar: estando atentos a los pequeños y a los más vulnerables. Jesús pudo tener tal atención hacia los demás porque estaba profundamente anclado en Dios. A cada momento de su vida, se dejaba guiar por el Espíritu Santo.

Por su venida al mundo, Cristo ha compartido plenamente nuestra condición humana. Por su muerte en cruz ha sufrido hasta el extremo y se reveló su absoluta fidelidad a Dios y a nosotros. Por su resurrección, Cristo ha llegado a ser testigo del nuevo comienzo que Dios, en su amor, ha dado a la humanidad.

Desconcertados por las violencias y humillaciones, son muchos los que se sienten como extranjeros en la tierra. Al seguir a Cristo los cristianos ponen su confianza en Dios, lo cual los lleva a estar en contacto con la realidad, solidarios y comprometidos.

Carta de Taize 2020

Salmo 145

El Señor mantiene su fidelidad perpetuamente,
hace justicia a los oprimidos,
da pan a los hambrientos.
El Señor liberta a los cautivos.

El Señor abre los ojos al ciego,
el Señor endereza a los que ya se doblan,
el Señor ama a los justos.
El Señor guarda a los peregrinos.

Sustenta al huérfano y a la viuda
y trastorna el camino de los malvados.
El Señor reina eternamente,
tu Dios, Sion, de edad en edad

Lectura: Del Evangelio de San Marcos

Los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: «Venid vosotros a solas a un lugar desierto a descansar un poco». Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer.

Se fueron en barca a solas a un lugar desierto. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron.

Al desembarcar, Jesús vio una multitud y se compadeció de ella, porque andaban como ovejas que no tienen pastor; y se puso a enseñarles muchas cosas.

(Marcos 6, 30-34)

Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Señor, enséñanos a estar atentos a la acción del Espíritu en nosotros, para que seamos tus colaboradores en la renovación humana.

  • Que para nosotros los más pequeños y vulnerables sean siempre los primeros, siguiendo las huellas de Jesús.

  • Por las personas que lo están pasando mal por causa de la enfermedad, encomendamos especialmente a nuestra hermana Mame, para que se recupere pronto de su operación.

  • Te rogamos por los que sufren por la falta de trabajo, de paz, de salud, de atención, de compañía… para que te sientan cercano y tengan siempre una mano amiga a su lado.

  • Para que sepamos ser luz para todas las personas que no encuentran sentido a la vida, porque ésta les ha maltratado, que ven en nosotros la esperanza que trajo Jesús.

  • Por los voluntarios de Cáritas para que sigan haciendo vida palpable la palabra de Dios que escuchamos.

Padrenuestro

Oración final

Siempre en camino – I

26 Enero 2020

Siempre en camino – I

«… preparados para nuevos comienzos»

(Gn 12, 1-3. 28, 15)

https://www.bomjesusdepiraporinha.org.br/wp-content/uploads/2018/05/de-dos-en-dos-1.jpg

La comunidad de Taizé nos llama hoy a «¡ponernos en camino… y prepararnos para un nuevo comienzo!».

Nuestro impulso es saber hacia dónde, cómo, cuándo… con todo raciocinio y seguridad. Pero no es así. Nosotros, orantes, hemos de dar una respuesta de fe, como el ciego que grita: “Jesús, Hijo de Dios, ten piedad de mí”… dando bastonazos a todo lo que nos quiere detener o quitar del camino.

Abraham, por excelencia, es el primero de la Biblia que tiene la confianza suficiente para dejar la comodidad alcanzada en la madurez y empezar de nuevo. Esto no es fácil, pero no imposible.

La Biblia está marcada por esta dinámica: ponernos en camino hacia un futuro que Dios nos prepara, y escuchando su voz se nos abren posibilidades insospechadas. No somos mochileros cualquiera, somos peregrinos que seguimos con todo corazón a Dios que nos guía y acompaña, tanto en tiempos de pruebas como de alegrías.

Carta de Taize 2020

Salmo 26

El Señor es mi luz y mi salvación

Lectura: Del libro del Génesis

El Señor dijo a Abrán:

«Sal de tu tierra, de tu patria, y de la casa de tu padre,

hacia la tierra que te mostraré.

Haré de ti una gran nación,

te bendeciré, haré famoso tu nombre y serás una bendición.

Bendeciré a los que te bendigan, maldeciré a los que te maldigan,

y en ti serán benditas todas las familias de la tierra».

Y Dios mismo se hizo peregrino, guiando y acompañando a su pueblo:

«Yo estoy contigo; te guardaré donde quiera que vayas».

(Gn 12, 1-3. 28, 15)

Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • La Tierra grita de dolor, se mueve en terremotos, tormentas devastadoras, erupciones volcánicas, incendios.… Te pedimos, Señor, fortaleza y capacidades para que el hombre pueda empezar de nuevo en toda esta destrucción.

  • Auméntanos la fe, para no dudar en la confusión de tantas cuestiones sociales diferentes y variables; que nuestra fidelidad a Jesús sea firme, y que el amor sea nuestra única forma de vida.

  • Te pedimos por los seminaristas, sacerdotes, obispos y el papa. Llénalos de Espíritu Santo para que sean buenos administradores hacia los demás miembros de tu Iglesia.

  • Por los jóvenes sin trabajo, por los mayores sin pensión, por las familias con problemas para vivir de forma normal. Para ti no hay nada imposible, toca el corazón de los que tienen, que son los que pueden dar.

  • Hoy hemos meditado la fe. La persona con más fe en la historia humana es Santa María, pensemos en ella para aprender de su vida y así llenarnos de esperanza y caridad.

Padrenuestro

Oración final

Oración por la Unidad de los Cristianos

19 Enero 2020

«Nos mostraron una humanidad poco común»

(Hch 27, 18 – 28, 10)

https://www.archimadrid.org/media/k2/items/cache/d024000409bef3ef8450a78cfc7efc94_XL.jpg

Esta semana la Iglesia invita a orar por la unidad entre los cristianos y la reconciliación en el mundo.

Durante muchos siglos han existido divisiones entre los cristianos. Esto causa mucho dolor y es contrario a la voluntad de Dios. Nosotros creemos en el poder de la oración. Junto con los cristianos de todo el mundo, ofrecemos nuestras oraciones, mientras nos esforzamos por superar la separación.

La virtud de la hospitalidad es muy necesaria en nuestra búsqueda de la unidad de los cristianos. Es un hábito que nos invita a una mayor generosidad para con los que pasan necesidad.

Que el amor y el respeto que se manifiesta esta semana de oración por la unidad de los cristianos puedan mantenerse a lo largo de todo el año.

Salmo 107

El Señor nos ha librado de las olas poderosas

Lectura: Del libro de los Hechos de los Apóstoles

«Como arreciaba el temporal, los marineros comenzaron a aligerar la carga y tuvieron que arrojar al mar, con sus propias manos, el aparejo de la nave. El sol y las estrellas permanecieron ocultos durante muchos días y, como la tempestad no disminuía, perdimos toda esperanza de salvarnos.

Una vez a salvo, supimos que la isla se llamaba Malta. Los isleños nos trataron con una solicitud poco común; y como llovía sin parar y hacía frío, encendieron una hoguera y nos invitaron a todos a calentarnos…

Cerca de aquel lugar había una finca que pertenecía a Publio, el gobernador de la isla, quien se hizo cargo de nosotros y nos hospedó durante tres días».

Hechos 27, 19-20. 28, 1.2.7


Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Dios clemente, sana la memoria herida por los acontecimientos del pasado, que dañaron nuestras Iglesias y aún las mantienen distanciadas.

    – Escucha nuestra oración por la reconciliación.

  • Dios clemente, enséñanos a mantener los ojos puestos en Jesús, la Luz Verdadera.

    – Escucha nuestra oración por la iluminación.

  • Dios clemente, fortalece nuestra confianza en tu providencia cuando nos sintamos abrumados por las tempestades de la vida.

    – Escucha nuestra oración por la esperanza.

  • Dios clemente, transforma nuestras divisiones en armonía y nuestra desconfianza en aceptación mutua.

    – Escucha nuestra oración por la confianza.

  • Dios clemente, danos valor para decir la verdad con justicia y con amor.

    – Escucha nuestra oración por la fortaleza.

  • Dios clemente, rompe las barreras, visibles e invisibles, que nos impiden acoger a nuestros hermanos y hermanas que están en peligro y pasan necesidad.

    – Escucha nuestra oración por la hospitalidad.

  • Dios clemente, cambia nuestros corazones y los corazones de nuestras comunidades cristianas para que seamos instrumentos de tu sanación.

    – Escucha nuestra oración por la conversión.

  • Dios clemente, abre nuestros ojos para que contemplen la creación como don tuyo y que nuestras manos sean instrumentos para compartir solidariamente sus frutos.

    – Escucha nuestra oración por la generosidad.

Padrenuestro

Oración final

Dios, dador de vida,

te damos gracias por el don de tu amor compasivo

que nos consuela y nos fortalece.

Pedimos que nuestras Iglesias estén siempre abiertas

para recibir tus dones de las demás.

Concédenos un espíritu de generosidad hacia todos

mientras caminamos juntos por la senda de la unidad de los cristianos.

Bautismo del Señor

12 Enero 2020

Bautismo del Señor

(Isaías 42, 1-4. 6-7)

https://i.pinimg.com/originals/af/d6/f1/afd6f179e4609df8ddd3eb041c270aa8.jpg

Señor, hoy queremos orar contemplando tu bautismo; tu experiencia de sentirte habitado por el Espíritu y amado por el Padre. Queremos contemplar contigo el cielo rasgado porque Dios ya no quiere quedarse nunca más solo allá arriba, sino que quiere habitar con nosotros. Haz, Señor, que nosotras y nosotros podamos participar de tus mismos sentimientos y vivencias, y de esa forma sentirnos también enviados y habitados para colaborar contigo en la venida del Reino.

Señor, que al proclamar la lectura de Isaías sintamos que el Padre está con nosotros, para que junto a ti busquemos aliviar el sufrimiento de nuestras hermanas y hermanos, y trabajemos por la justicia y la paz mediante el amor, el perdón y la no violencia. Que así sea Señor. Quédate con nosotros.

Salmo

Lectura: Del profeta Isaías

Esto dice el Señor:
Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, a quien prefiero.
Sobre él he puesto mi espíritu, para que traiga el derecho a las naciones.
No gritará, no clamará, no voceará por las calles.
La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará.
Promoverá fielmente el derecho, no vacilará ni se quebrará
hasta implantar el derecho en la tierra y sus leyes, que esperan las islas.
Yo, el Señor, te he llamado con justicia, te he tomado de la mano,
te he formado y te he hecho alianza de un pueblo, luz de las naciones.
Para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión,
y de la mazmorra a los que habitan en las tinieblas.

Isaías 42, 1-4. 6-7

Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Señor Jesús. Te presentamos al Papa, a la Iglesia y a todos los que creemos en Ti. Que seamos fieles a la misión que nos has entregado de trabajar por un mundo más fraterno, aliviando el sufrimiento de nuestras hermanas y hermanos, consagrando nuestras vidas al Evangelio.

  • Padre, danos experiencia de sentirnos hijos tuyos y hermanos del mundo, para que así derribemos todas las diferencias que nos dividen y no existan fronteras que nos alejen los unos de los otros.

  • Te pedimos Señor por los gobernantes. Ellos también te buscan, aunque a veces no lo sepan. Dios del amor, haz que te descubran para que gobiernen con justicia, especialmente protegiendo a los más débiles,

  • Señor Jesús, te pedimos por los más jóvenes, para que sean el fermento que la tierra necesita para ser Una contigo. Derrama tu Espíritu sobre ellos, para que tu amor desbordado, contagie sus vidas y se desborde en el mundo.

Padrenuestro

Oración final

Epifanía

6 Enero 2020 – Epifanía

(Mateo 2, 1-12)

https://www.gruposdejesus.com/wp-content/uploads/2015/11/9_Epifan%C3%ADa-del-Se%C3%B1or_C.jpg

(Martin Erspamer)

Ante Jesús se pueden adoptar actitudes muy diferentes. El relato de los magos nos habla de la reacción de tres grupos de personas. Unos paganos que lo buscan, guiados por la pequeña luz de una estrella. Los representantes de la religión del Templo, que permanecen indiferentes. El poderoso rey Herodes que solo ve en él un peligro.

Los magos no pertenecen al pueblo elegido. No conocen al Dios vivo de Israel. Nada sabemos de su religión ni de su pueblo de origen. Solo que viven atentos al misterio que se encierra en el cosmos. Su corazón busca verdad.

En algún momento creen ver una pequeña luz que apunta hacia un Salvador. Necesitan saber quién es y dónde está. Rápidamente se ponen en camino. No conocen el itinerario preciso que han de seguir, pero en su interior arde la esperanza de encontrar una Luz para el mundo.

Al llegar a Belén, lo único que ven es al «niño con María, su madre». Nada más. Un niño sin esplendor ni poder alguno. Una vida frágil que necesita el cuidado de una madre. Es suficiente para despertar en los magos la adoración.

A este Dios, escondido en la fragilidad humana, no lo encuentran los que viven instalados en el poder o encerrados en la seguridad religiosa. Se les revela a quienes, guiados por pequeñas luces, buscan incansablemente una esperanza para el ser humano en la ternura y la pobreza de la vida.

Salmo

Lectura: Del Evangelio de Mateo

Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes.

Entonces, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando:
—«¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo.»

Ellos… se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron;después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

Mateo 2, 1-12

Silencio

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Para que todos los que buscan una estrella que les guíe en su vida descubran la bondad y la presencia cercana del Señor en personas llenas de fe y amor, que reflejen la luz de Cristo.

  • Cristo, Hijo de Dios, Tú existías antes de que el mundo fuese y has venido para salvar a todos los seres humanos; haz de nosotros testigos de esta Buena Noticia.

  • Sol de justicia, has brillado desde el seno del Padre e iluminaste el universo; ilumina a todos los que yacen en la sombra de la muerte.

  • Tú que te hiciste niño y fuiste depositado en un pesebre, renueva en nosotros la sencillez de la infancia.

  • Para que en nuestras comunidades cristianas aprendamos, como los Magos, a compartir con los hermanos no solo los tesoros de nuestros bienes, sino también nuestros corazones.

Padrenuestro

Oración final