Cuaresma-3

7 Marzo 2021

Renovar la esperanza

https://i0.wp.com/anthony.sogang.ac.kr/sylvain/08.bmp

Hermano Sylvan, de Taizé

Introducción

Jesús se cansa, tiene sed, pide agua. Que le damos? ¿Sabemos esperar a su cansancio? No, queremos las cosas inmediatamente.
Saciamos su sed de amor con problemas, esperando soluciones. Contaminamos la tierra, el agua de donde viene la vida. Vinagre en la Cruz.
Pero Jesús nos ama, hasta ofrecernos la eternidad, hasta solucionarnos el gran problema de nuestra existencia, hasta darnos el agua viva de su costado para limpiarnos en su misericordia.
Ésta es la Esperanza en Él: En el silencio de la oración se nos da la esperanza como inspiración y luz interior. Vivir una Cuaresma con esperanza significa sentir que somos testigos del tiempo nuevo, en el que Dios “hace nuevas todas las cosas”.

Salmo 94

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
tiene en su mano las simas de la tierra,

son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque Él lo hizo,

la tierra firme que modelaron sus manos.

Entrad, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque
Él es nuestro Dios,

y nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.
Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis el corazón.

Gloria al Padre…

Lectura — Jn 4, 5-10
Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Llegó Jesús a una ciudad de Samaría llamada Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al pozo. Era hacia la hora sexta.
Llega una mujer de Samaría a sacar agua, y Jesús le dice: «Dame de beber». Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida.
La samaritana le dice: «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?».
Jesús le contestó: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice “dame de beber”, le pedirías tú, y él te daría agua viva».

Christe Jesu lumen cordium

Silencio —

Oración de intercesión

Kyrie eleison…

  • Cristo, tú que renuevas en nosotros la esperanza, haznos beber de tu agua y que tu palabra nos ilumine.

  • Concede, Señor, a las comunidades de la tierra de Abraham los dones de la paz, el perdón y la fraternidad, para que “no dejen de soñar, no se rindan, no pierdan la esperanza”.

  • Oremos hoy para que se realice el “sueño de Dios”: que la familia humana sea hospitalaria y acogedora con todos sus hijos y que, mirando el mismo cielo, camine en paz en la misma tierra.

Padre Nuestro

Oración final

Dios de todos los humanos,
líbranos de cavar «cisternas agrietadas que no retienen el agua viva».
Quisiéramos confiarnos en ti,
y abandonar en ti nuestras inquietudes y toda nuestra vida.
Bendícenos, Cristo Jesús,
Tú que nos amas siempre, hasta en nuestra noche.
(Roger de Taizé)