Cuaresma-4

14 Marzo 2021

Renovar la caridad

https://i2.wp.com/www.deutsches-hospiz.de/images/slide_large/122_12.jpg

Tabgha (Israel) – Iglesia de la multiplicación de los panes y los peces

Introducción

Dice el Papa Francisco, en su mensaje para esta Cuaresma:

La caridad se alegra de ver que el otro crece. Por este motivo, sufre cuando el otro está angustiado: solo, enfermo, sin hogar, despreciado, en situación de necesidad… La caridad es el impulso del corazón que nos hace salir de nosotros mismos y que suscita el vínculo de la cooperación y de la comunión.

Vivir una Cuaresma de caridad quiere decir cuidar a quienes se encuentran en condiciones de sufrimiento, abandono o angustia a causa de la pandemia del COVID19. En un contexto tan incierto sobre el futuro, recordemos la palabra que Dios dirige a su Siervo: «No temas, que te he redimido» (Is 43,1).

Ofrezcamos con nuestra caridad una palabra de confianza, para que el otro sienta que Dios lo ama como a un hijo.

Salmo 94

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
tiene en su mano las simas de la tierra,

son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque Él lo hizo,

la tierra firme que modelaron sus manos.

Entrad, postrémonos por tierra,

bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque
Él es nuestro Dios,

y nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.
Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis el corazón

Gloria al Padre…

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Lectura — Mc 6, 30-37

Los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: «Venid vosotros a solas a un lugar desierto a descansar un poco». Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a solas a un lugar desierto.

Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y se compadeció de ella, porque andaban como ovejas que no tienen pastor; y se puso a enseñarles muchas cosas.

Cuando se hizo tarde se acercaron sus discípulos a decirle: «Estamos en despoblado y ya es muy tarde. Despídelos, que vayan a los cortijos y aldeas de alrededor y se compren de comer». Él les replicó: «Dadles vosotros de comer».

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Silencio —

Oración de intercesión

Kyrie eleison…

  • Señor, te pedimos por todas las personas que pasan necesidad en nuestro mundo, tanto en los barrios de nuestras ciudades como en otros lugares más alejados, para que les sintamos como nuestro prójimo, a quienes se nos encarga que les demos de comer.

    Te damos gracias, Señor, por tu presencia renovada en el mundo y en nuestras vidas, por el don de la fe que nos regalas y por este camino cuaresmal, que nos está permitiendo caminar desde la oscuridad hacia tu luz.

Padre Nuestro

Oración final

Padre de misericordia,
que nos enviaste a tu Hijo Unigénito para salvar al mundo.
Otórganos el poder de tu bendición
como testimonio de tu amor y misericordia.
Gracias porque Tú nos has abierto el tesoro de tu perdón salvador.

Concédenos el poder de tu luz,
para que no perdamos el tesoro de tu amor y de la fe;
concédenos tu bendición y rodéanos con tu protección
para que ardamos de alegría en el corazón
cuando contemplamos tu bondad infinita. Amén.