Domingo de Ramos

28 Marzo 2021

«Bendito el que viene en el nombre del Señor»

(Mc 11, 1-11)

(Comunidad de Taizé)

Jesús entra en Jerusalén montado en un burrito, signo de la humildad, la no violencia, la paz, y la gente sencilla del pueblo lo aclamaba como el Hijo de David, el Bendito, que viene en el nombre del Señor, recibiéndolo con ramos de olivos y alfombrando el paso con mantos. Gloria y paz, decían.

Nada de esto tiene que ver con el triunfo de los grandes y poderosos de la tierra. Es el triunfo de Dios, el triunfo del amor, de la humildad, de la paz.

Jesús camina cargado de ternura y con la paz en sus manos. Su entrada en Jerusalén es para bendecir y pacificar. Que Jesús siga entrando en nuestras vidas y en todas las ciudades del mundo.

Salmo 23

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Del Señor es la tierra y cuanto la llena,

el orbe y todos sus habitantes,

él la fundó sobre los mares,

él la afianzó sobre los ríos.

Quién puede subir al monte del Señor?

Quién puede estar en el recinto sacro?

El hombre de manos inocentes, y puro corazón,

que no confía en los ídolos

ni jura contra el prójimo en falso.

Ése recibirá la bendición del Señor,

le hará justicia el Dios de salvación.

¡Portones!, alzad los dinteles,

que se alcen las antiguas compuertas:

va a entrar el Rey de la gloria.

Quién es ese Rey de la gloria?

El Señor, héroe valeroso:

Él es el Rey de la gloria.

Gloria al Padre…

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Lectura: Del Evangelio de San Marcos

Cuando se acercaban a Jerusalén, por Betfagé y Betania, junto al monte de los Olivos, mandó a dos de sus discípulos, diciéndoles: «Id a la aldea de enfrente y, en cuanto entréis, encontraréis un pollino atado, que nadie ha montado todavía. Desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta por qué lo hacéis, contestadle: “El Señor lo necesita, y lo devolverá pronto”».

Fueron y encontraron el pollino en la calle atado a una puerta; y lo soltaron. Llevaron el pollino, le echaron encima los mantos, y Jesús se montó. Muchos alfombraron el camino con sus mantos, otros con ramas cortadas en el campo. Los que iban delante y detrás, gritaban:

«¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!

¡Bendito el reino que llega, el de nuestro padre David!

¡Hosanna en las alturas!».

(Mc11, 1-10)

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Ven, Señor Jesús, y bendice con tu paz a todos los pueblos y ciudades de nuestro mundo. Haz de nosotros instrumentos de tu paz.
  • Hazte presente, Señor, por medio de tus evangelizadores a todos los pueblos y en todos los ambientes que no te conocen. Haz que tu Iglesia tenga sus puertas siempre abiertas y sea sacramento de tu presencia.
  • Que los que tienen poder aprendan de ti a servir.

Padrenuestro

Oración común

Jesús, alegría de nuestros corazones,

tú permaneces a nuestro lado como un pobre.

Quieres que seamos personas llenas de vida.

Y cada vez que se produce un distanciamiento entre tú y nosotros,

nos invitas a seguirte permaneciendo muy cerca de ti.

Bendícenos, Cristo Jesús,

tú que, abrumado por las penas, no amenazabas a nadie.

Tú vienes a curar con tu compasión.