Jueves Santo

1 Abril 2021

Oración ante la Eucaristía

https://i1.wp.com/anthony.sogang.ac.kr/sylvain/13.bmp
Hermano Sylvain de Taizé

𝄞 Canto:

Oh Jesús, Pan de Dios,

hambre no tendrá el que a ti venga.

Oh Señor, vivo estás, el que crea no tendrá sed.

Monición

Hemos acompañado a Jesús en la celebración de este Jueves Santo, donde nos ha mostrado la calidad e intensidad de su amor hasta abajarse a lavar los pies de sus discípulos y donde nos ha regalado su presencia viva entre nosotros en la Eucaristía.

En este tiempo de recogimiento y adoración, tomando las palabras del Evangelio de Juan, vamos a compartir con Jesús unos momentos de su oración de intimidad con el Padre. En esta íntima oración nos muestra también el camino para vivir nuestra propia relación filial con Dios.

𝄞 Canto:

Busca el silencio, ten alerta el corazón,

calla y contempla.

1. Jesús es consciente de “su hora”

y expresa su disponibilidad total

y su confianza en el amor del Padre.

Del Evangelio de Juan(Jn 17, 1.4)

Dicho esto, Jesús levantó sus ojos y exclamó:

«Padre, ha llegado la “Hora”; glorifica a tu Hijo para que tu Hijo pueda glorificarte.

Yo te he glorificado en la tierra, llevando a cabo la obra que me encomendaste realizar.

Ahora, Padre, glorifícame Tú, junto a ti».

SILENCIO

𝄞 Canto:

In manos tuas, Pater,

commendo spiritum meum (bis)

2. Jesús nos deja la Palabra.

Del Evangelio de Juan

(Jn 17, 12-17)

«Cuando estaba yo con ellos, yo cuidaba en tu nombre a los que me habías dado…

Pero ahora voy a ti, y digo estas cosas en el mundo para que tengan en sí mismos mi alegría colmada.

Yo les he dado tu Palabra, y el mundo los ha odiado, porque no son del mundo, como yo no soy del mundo.

No te pido que los retires del mundo, sino que los guardes del Maligno.

Santifícalos en la verdad: tu Palabra es verdad».

SILENCIO

𝄞 Canto:

Tu palabra, Señor, no muere,

nunca muere porque es la vida misma

y la vida Señor, no solo vive,

no solo vive la vida vivifica.

3. Jesús expresa al Padre su gran deseo para sus discípulos:

La unidad y el amor, no un amor cualquiera.

Jesús pide para nosotros el mismo amor que nos tiene el Padre.

Del Evangelio de Juan

(Jn 17, 11.23.26)

«Padre Santo, cuida en tu nombre a los que me has dado, para que sean uno como nosotros. Que todos sean uno, como Tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también lo sean en nosotros, para que el mundo crea que Tú me has enviado.

Yo les he dado a conocer tu Nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que Tú me has amado esté en ellos y yo en ellos».

SILENCIO

𝄞 Canto:

El alma que anda en Amor,

ni cansa, ni se cansa.

Padre nuestro

Oración final

Señor Jesús,

la víspera de ser torturado en la cruz

te retiras en este huerto de olivos para rezar.

Tu súplica al Padre revela tu corazón de hombre que sufre, que se espanta por el horror y siente miedo.

Esta noche, como a tus discípulos,

nos invitas también a nosotros a permanecer contigo, a sostener tu lucha interior.

Nos preguntas:

¿Os quedaréis conmigo para velar y rezar?

https://i2.wp.com/anthony.sogang.ac.kr/sylvain/sylvain/work5.jpg
Sylvain de Taizé

𝄞 Canto:

Quedaos aquí, y velad conmigo.

Velad y orad.