Lavar los pies del mundo

Centro Aletti - [AUDIO] Omelia Giovedì Santo di p. Marko... | Facebook

Que el Señor me enseñe a limpiar los pies de los que el mundo no quiere:

  • los pies húmedos de quienes llegan huyendo del horror, el hambre y la guerra en una patera,
  • los pies sucios de las personas que no tienen techo,
  • los pies heridos con las señales de los pinchazos de la droga,
  • los pies de aquellos que desde el fondo del Templo no se atreven a alzar la vista y solo pueden decir: «ten piedad de mí que soy un pobre pecador»,
  • los pies de las mujeres que son maltratadas por quienes se dicen sus compañeros,
  • los pies de aquellos que el mundo discrimina por el color de su piel, por sus ideas políticas, por su religión, por su género, por su orientación sexual y por tantas otras cosas…

Ayúdame Señor a amar hasta el extremo.

(Pablo Guerrero, sj)

Domingo de Ramos

28 Marzo 2021

«Bendito el que viene en el nombre del Señor»

(Mc 11, 1-11)

(Comunidad de Taizé)

Jesús entra en Jerusalén montado en un burrito, signo de la humildad, la no violencia, la paz, y la gente sencilla del pueblo lo aclamaba como el Hijo de David, el Bendito, que viene en el nombre del Señor, recibiéndolo con ramos de olivos y alfombrando el paso con mantos. Gloria y paz, decían.

Nada de esto tiene que ver con el triunfo de los grandes y poderosos de la tierra. Es el triunfo de Dios, el triunfo del amor, de la humildad, de la paz.

Jesús camina cargado de ternura y con la paz en sus manos. Su entrada en Jerusalén es para bendecir y pacificar. Que Jesús siga entrando en nuestras vidas y en todas las ciudades del mundo.

Salmo 23

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Del Señor es la tierra y cuanto la llena,

el orbe y todos sus habitantes,

él la fundó sobre los mares,

él la afianzó sobre los ríos.

Quién puede subir al monte del Señor?

Quién puede estar en el recinto sacro?

El hombre de manos inocentes, y puro corazón,

que no confía en los ídolos

ni jura contra el prójimo en falso.

Ése recibirá la bendición del Señor,

le hará justicia el Dios de salvación.

¡Portones!, alzad los dinteles,

que se alcen las antiguas compuertas:

va a entrar el Rey de la gloria.

Quién es ese Rey de la gloria?

El Señor, héroe valeroso:

Él es el Rey de la gloria.

Gloria al Padre…

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Lectura: Del Evangelio de San Marcos

Cuando se acercaban a Jerusalén, por Betfagé y Betania, junto al monte de los Olivos, mandó a dos de sus discípulos, diciéndoles: «Id a la aldea de enfrente y, en cuanto entréis, encontraréis un pollino atado, que nadie ha montado todavía. Desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta por qué lo hacéis, contestadle: “El Señor lo necesita, y lo devolverá pronto”».

Fueron y encontraron el pollino en la calle atado a una puerta; y lo soltaron. Llevaron el pollino, le echaron encima los mantos, y Jesús se montó. Muchos alfombraron el camino con sus mantos, otros con ramas cortadas en el campo. Los que iban delante y detrás, gritaban:

«¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!

¡Bendito el reino que llega, el de nuestro padre David!

¡Hosanna en las alturas!».

(Mc11, 1-10)

Peticiones

Kyrie Eleison

  • Ven, Señor Jesús, y bendice con tu paz a todos los pueblos y ciudades de nuestro mundo. Haz de nosotros instrumentos de tu paz.
  • Hazte presente, Señor, por medio de tus evangelizadores a todos los pueblos y en todos los ambientes que no te conocen. Haz que tu Iglesia tenga sus puertas siempre abiertas y sea sacramento de tu presencia.
  • Que los que tienen poder aprendan de ti a servir.

Padrenuestro

Oración común

Jesús, alegría de nuestros corazones,

tú permaneces a nuestro lado como un pobre.

Quieres que seamos personas llenas de vida.

Y cada vez que se produce un distanciamiento entre tú y nosotros,

nos invitas a seguirte permaneciendo muy cerca de ti.

Bendícenos, Cristo Jesús,

tú que, abrumado por las penas, no amenazabas a nadie.

Tú vienes a curar con tu compasión.

Cuaresma-5

21 Marzo 2021

Nuestra mirada hacia el crucifijo

https://i0.wp.com/anthony.sogang.ac.kr/sylvain/16.bmp

Hermano Sylvain, de Taize

Introducción

El Evangelio de hoy nos invita a dirigir nuestra mirada hacia el crucifijo, que no es un objeto ornamental. En la imagen de Jesús crucificado se desvela el misterio de la muerte del hijo como supremo acto de amor, fuente de vida y de salvación para la humanidad de todos los tiempos. En sus llagas fuimos curados.

Para explicar el significado de su muerte y resurrección, Jesús de sirve de la imagen del grano de trigo que tiene que caer en la tierra y morir para dar mucho fruto. Él pagó ese precio. Este es el misterio de Cristo.

Que la Virgen María nos ayude a encontrarlo y conocerlo así como Él quiere, para que podamos vivir iluminados por Él y llevar al mundo frutos de justicia y de paz.

Salmo 94

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
tiene en su mano las simas de la tierra,

son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque Él lo hizo,

la tierra firme que modelaron sus manos.

Entrad, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque
Él es nuestro Dios,

y nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.
Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis el corazón

Gloria al Padre…

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Lectura — Jn 12, 23-28

Jesús dijo:
«Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo del hombre. En verdad, en verdad os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto. El que se ama a sí mismo, se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este mundo, se guardará para la vida eterna. El que quiera servirme, que me siga, y donde esté yo, allí también estará mi servidor; a quien me sirva, el Padre lo honrará. Ahora mi alma está agitada, y ¿qué diré? ¿Padre, líbrame de esta hora? Pero si por esto he venido, para esta hora: Padre, glorifica tu nombre».
Entonces vino una voz del cielo: «Lo he glorificado y volveré a glorificarlo».

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Silencio —

Oración de intercesión

Kyrie eleison…

  • Bendigamos al Señor, por este tiempo de gracia que nos concede, para que, por medio de la oración, el ayuno y la limosna, nos encontremos cada vez más cerca de Él y del prójimo.

  • Te rogamos, Señor, por el fin de la pandemia, por todas las personas que están pasando por momentos duros en su vida, como la enfermedad, la miseria, el abandono, la falta de libertad. Haznos en este tiempo estar más atentos a los que sufren.

Padre Nuestro

Oración final

Jesucristo, cuando creemos estar solos, tú estás presente.
Si en nuestro interior tenemos como una duda,
no por ello tú nos amas menos.
Quisiéramos atrevernos a asumir riesgos por ti, Cristo.
Y escuchamos tus palabras:
El que da su vida por amor la encontrará”.
(Roger de Taizé)

Cuaresma-4

14 Marzo 2021

Renovar la caridad

https://i2.wp.com/www.deutsches-hospiz.de/images/slide_large/122_12.jpg

Tabgha (Israel) – Iglesia de la multiplicación de los panes y los peces

Introducción

Dice el Papa Francisco, en su mensaje para esta Cuaresma:

La caridad se alegra de ver que el otro crece. Por este motivo, sufre cuando el otro está angustiado: solo, enfermo, sin hogar, despreciado, en situación de necesidad… La caridad es el impulso del corazón que nos hace salir de nosotros mismos y que suscita el vínculo de la cooperación y de la comunión.

Vivir una Cuaresma de caridad quiere decir cuidar a quienes se encuentran en condiciones de sufrimiento, abandono o angustia a causa de la pandemia del COVID19. En un contexto tan incierto sobre el futuro, recordemos la palabra que Dios dirige a su Siervo: «No temas, que te he redimido» (Is 43,1).

Ofrezcamos con nuestra caridad una palabra de confianza, para que el otro sienta que Dios lo ama como a un hijo.

Salmo 94

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
tiene en su mano las simas de la tierra,

son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque Él lo hizo,

la tierra firme que modelaron sus manos.

Entrad, postrémonos por tierra,

bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque
Él es nuestro Dios,

y nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.
Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis el corazón

Gloria al Padre…

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Lectura — Mc 6, 30-37

Los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: «Venid vosotros a solas a un lugar desierto a descansar un poco». Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a solas a un lugar desierto.

Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y se compadeció de ella, porque andaban como ovejas que no tienen pastor; y se puso a enseñarles muchas cosas.

Cuando se hizo tarde se acercaron sus discípulos a decirle: «Estamos en despoblado y ya es muy tarde. Despídelos, que vayan a los cortijos y aldeas de alrededor y se compren de comer». Él les replicó: «Dadles vosotros de comer».

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Silencio —

Oración de intercesión

Kyrie eleison…

  • Señor, te pedimos por todas las personas que pasan necesidad en nuestro mundo, tanto en los barrios de nuestras ciudades como en otros lugares más alejados, para que les sintamos como nuestro prójimo, a quienes se nos encarga que les demos de comer.

    Te damos gracias, Señor, por tu presencia renovada en el mundo y en nuestras vidas, por el don de la fe que nos regalas y por este camino cuaresmal, que nos está permitiendo caminar desde la oscuridad hacia tu luz.

Padre Nuestro

Oración final

Padre de misericordia,
que nos enviaste a tu Hijo Unigénito para salvar al mundo.
Otórganos el poder de tu bendición
como testimonio de tu amor y misericordia.
Gracias porque Tú nos has abierto el tesoro de tu perdón salvador.

Concédenos el poder de tu luz,
para que no perdamos el tesoro de tu amor y de la fe;
concédenos tu bendición y rodéanos con tu protección
para que ardamos de alegría en el corazón
cuando contemplamos tu bondad infinita. Amén.

Cuaresma-3

7 Marzo 2021

Renovar la esperanza

https://i0.wp.com/anthony.sogang.ac.kr/sylvain/08.bmp

Hermano Sylvan, de Taizé

Introducción

Jesús se cansa, tiene sed, pide agua. Que le damos? ¿Sabemos esperar a su cansancio? No, queremos las cosas inmediatamente.
Saciamos su sed de amor con problemas, esperando soluciones. Contaminamos la tierra, el agua de donde viene la vida. Vinagre en la Cruz.
Pero Jesús nos ama, hasta ofrecernos la eternidad, hasta solucionarnos el gran problema de nuestra existencia, hasta darnos el agua viva de su costado para limpiarnos en su misericordia.
Ésta es la Esperanza en Él: En el silencio de la oración se nos da la esperanza como inspiración y luz interior. Vivir una Cuaresma con esperanza significa sentir que somos testigos del tiempo nuevo, en el que Dios “hace nuevas todas las cosas”.

Salmo 94

Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
tiene en su mano las simas de la tierra,

son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque Él lo hizo,

la tierra firme que modelaron sus manos.

Entrad, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque
Él es nuestro Dios,

y nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.
Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis el corazón.

Gloria al Padre…

Lectura — Jn 4, 5-10
Christe Jesu lumen cordium, laudabo te

Llegó Jesús a una ciudad de Samaría llamada Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al pozo. Era hacia la hora sexta.
Llega una mujer de Samaría a sacar agua, y Jesús le dice: «Dame de beber». Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida.
La samaritana le dice: «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?».
Jesús le contestó: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice “dame de beber”, le pedirías tú, y él te daría agua viva».

Christe Jesu lumen cordium

Silencio —

Oración de intercesión

Kyrie eleison…

  • Cristo, tú que renuevas en nosotros la esperanza, haznos beber de tu agua y que tu palabra nos ilumine.

  • Concede, Señor, a las comunidades de la tierra de Abraham los dones de la paz, el perdón y la fraternidad, para que “no dejen de soñar, no se rindan, no pierdan la esperanza”.

  • Oremos hoy para que se realice el “sueño de Dios”: que la familia humana sea hospitalaria y acogedora con todos sus hijos y que, mirando el mismo cielo, camine en paz en la misma tierra.

Padre Nuestro

Oración final

Dios de todos los humanos,
líbranos de cavar «cisternas agrietadas que no retienen el agua viva».
Quisiéramos confiarnos en ti,
y abandonar en ti nuestras inquietudes y toda nuestra vida.
Bendícenos, Cristo Jesús,
Tú que nos amas siempre, hasta en nuestra noche.
(Roger de Taizé)

Cuaresma-2

28 Febrero 2021

Renovar la fe

(Jn 14, 23-27)

https://oraciontaizecadiz.files.wordpress.com/2021/02/e56df-palabra_del_padre.gif

Introducción

La Cuaresma es un tiempo para creer, para recibir a Dios en nuestra vida y permitirle “poner su morada” en nosotros: En este tiempo de conversión renovemos nuestra fe, saciemos nuestra sed con el “agua viva” de la esperanza y recibamos con el corazón abierto el amor de Dios que nos convierte en hermanos y hermanas en Cristo

Haciendo la experiencia de una pobreza aceptada, quien ayuna se hace pobre con los pobres y “acumula” la riqueza del amor recibido y compartido. Así entendido y puesto en práctica, el ayuno contribuye a amar a Dios y al prójimo.

(P. Francisco. Mensaje para la Cuaresma 2021 – extracto)

Salmo 94

Christe Jesu lumen cordium

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
tiene en su mano las simas de la tierra,

son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque Él lo hizo,

la tierra firme que modelaron sus manos.

Entrad, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque
Él es nuestro Dios,

y nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.

Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis el corazón

Gloria al Padre…

Lectura breve — Jn 14, 23-27
Christe Jesu lumen cordium

Jesús dijo: «El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió.

Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho.»

Christe Jesu lumen cordium

Silencio —

Oración de intercesión

Kyrie eleison…

  • Cristo, tú has muerto y resucitado por nosotros para que nada nos separe del amor de Dios.

  • Por las víctimas de la guerra y la violencia. Por los que son heridos por las obligaciones y la dureza de la vida, por quienes deben afrontar solos la vejez o la enfermedad.

  • Por quienes dedican sus fuerzas a restaurar la paz, a construir la justicia, a socorrer a los que sufren.

Padre Nuestro

Oración final

Cristo de compasión, en tu Evangelio descubrimos
que medir lo que somos o dejamos de ser
no conduce a ninguna parte.
Lo esencial está en la humilde confianza de la fe.
Así podemos percibir la inocencia de Dios
y comprender que «Dios no puede sino dar su amor».

Soplo del amor de Dios, en cada uno depositas la fe,
que es una confianza muy sencilla,
tan sencilla que todos pueden acogerla.
Conocido o ignorado,
en nuestras oscuridades enciendes un fuego que nunca se apaga.
(Roger de Taizé)

Cuaresma – 1

21 Febrero 2021

Tiempo de conversión

Imagen

Introducción

Durante 40 días Jesús se retira para vivir en el desierto y allí será tentado, pero él vencerá todas las tentaciones porque en todo momento se ha dejado guiar por el Espíritu de Dios.
Jesús vivió una vida llena de dificultades, pero jamás se apartó del camino que el Espíritu le iba marcando.
También nosotros sufrimos tentaciones a lo largo de nuestra vida, aunque no vivamos aislados, pero muchas veces no somos capaces de vencerlas por desidia y, sobre todo, porque no tenemos fe en la fuerza del Espíritu de Dios que habita en nosotros.
Vivamos los momentos difíciles con fe y apoyados en Dios, sólo así podremos avanzar y salir fortalecidos.

Salmo 94

Christe Jesu lumen cordium

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
tiene en su mano las simas de la tierra,

son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque Él lo hizo,

la tierra firme que modelaron sus manos.

Entrad, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque
Él es nuestro Dios,

y nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.

Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis el corazón

Gloria al Padre…

Lectura — Mc 1, 12-15
Christe Jesu lumen cordium

… el Espíritu empujó a Jesús al desierto.
Se quedó en el desierto cuarenta días, siendo tentado por Satanás; vivía con las fieras y los ángeles lo servían.
Después de que Juan fue entregado, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios; decía:
«Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios.
Convertíos y creed en el Evangelio».

Christe Jesu lumen cordium

Silencio —

Oración de intercesión

Kyrie eleison…

  • Señor, te pedimos que acompañes a la Iglesia y a sus fieles en el camino de la Cuaresma, para que podamos celebrar con gozo la Pascua.

  • Ayúdanos, Señor, a comprender tus mandamientos y a cumplirlos con la ayuda del Espíritu Santo, para que nos fortalezca cuando nos desanimemos en el camino de la conversión.

Padre Nuestro

Oración final

Jesucristo,
incluso cuando no sentimos nada de tu presencia,
Tú estás ahí, siempre.
Tu Espíritu Santo permanece en nosotros en continua actividad.
Él abre pequeños caminos para atravesar callejones sin salida
y para avanzar hacia lo esencial de la fe, de la confianza.
(Roger de Taizé)

CUARESMA 2021

Fe, esperanza y caridad para nuestra conversión

P. Francisco: Mensaje Cuaresma 2021

https://i1.wp.com/blogs.21rs.es/kamiano/files/2021/02/cuaresma-21-fano.jpg

ORACIONES COMUNITARIAS

(Domingos 18:00 h)

  • Dom. 21-F Tiempo de conversión

«Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios.
Convertíos y creed en el Evangelio». (Mc 12, 15)

  • Dom. 28-F Renovar la fe

«El que me ama guardará mi Palabra». (Jn 14, 23)

  • Dom. 7-M Renovar la esperanza

«Beber agua viva». (Jn 4, 7.10)

  • Dom. 14-M Renovar la caridad

«Dadles vosotros de comer». ( Mc 6, 37)

  • Dom. 21-M Nuestra mirada hacia el crucifijo

«Yo he venido al mundo como luz,
…el que cree en mí no quedará en tinieblas». (Jn 12, 46)

La Cuaresma es una llamada a detenerse
y ayunar de lo superfluo” (Francisco)

Oración por los enfermos

14 Febrero 2021

Cuidémonos mutuamente

(Marcos 6, 5356)

https://www.diocesisdecordoba.com/media/2020/11/tuve-sed-y-me-diste-de-beber.jpg

Reflexión

El mandamiento del amor, que Jesús dejó a sus discípulos, también encuentra una realización concreta en la relación con los enfermos. La enfermedad tiene el rostro de cada enfermo y enferma, también de quienes se sienten ignorados, excluidos, víctimas de injusticias sociales que niegan sus derechos fundamentales.

Una sociedad es tanto más humana cuanto más sabe cuidar a sus miembros frágiles y que más sufren, y sabe hacerlo con eficiencia animada por el amor fraterno. Caminemos hacia esta meta, procurando que nadie se quede solo, que nadie se sienta excluido ni abandonado”.

(Extracto del mensaje del P. Francisco: XXIX Jornada Mundial del Enfermo)

Salmo 102

Aleluya
Bendice, alma mía, al Señor y todo mi ser a su santo nombre.
Bendice, alma mía, al Señor y no olvides sus beneficios.

Él perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades;
él rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura.

El Señor hace justicia y defiende a todos los oprimidos;
enseñó sus caminos a Moisés y sus hazañas a los hijos de Israel.

El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia;
no nos trata como merecen nuestros pecados ni nos paga según nuestras culpas.
Gloria…

Lectura — Marcos (6, 5356)

Aleluya

Terminada la travesía, llegaron a Genesaret y atracaron. Apenas desembarcados, lo reconocieron y se pusieron a recorrer toda la comarca; cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaban los enfermos en camillas.

En los pueblos, ciudades o aldeas donde llegaba colocaban a los enfermos en la plaza y le rogaban que les dejase tocar al menos la orla de su manto; y los que la tocaban se curaban.

Aleluya

Silencio —

Oración de intercesión

Kyrie eleison…

  • Señor, te damos gracias por la multitud silenciosa de hombres y mujeres que han decidido mirar los rostros y aliviar las heridas de los enfermos, y sentirlos como prójimos suyos.

  • Por nuestra comunidad cristiana, nuestra parroquia: para que se muestre siempre cercana a las necesidades de las familias con miembros enfermos y sea un verdadero hogar de acogida, acompañamiento y servicio para ellas.

  • Señor, te pedimos hoy que multipliques los frutos del trabajo de Manos Unidas, sensibilizando a los hermanos para un mundo más solidario y fraterno.

Padre Nuestro

Oración final

María,
Madre de misericordia y Salud de los enfermos,
te encomendamos todas las personas enfermas,
los agentes sanitarios
y quienes se prodigan al lado de los que sufren.

Sostén nuestra fe y nuestra esperanza,
y ayudanos a cuidarnos unos a otros con amor fraterno.
(Francisco)

Orar

7 Febrero 2021

«Un lugar desierto para orar»

(Marcos 1, 2939)

Resultado de imagen de orar

Reflexión

Como Jesús necesitó estar a solas con el Padre, nosotros también necesitamos dedicar también un tiempo a solas con el Señor.

En medio de tantas ocupaciones y obligaciones, ¡qué grato es poder disfrutar en un tiempo de intimidad con Dios!, un tiempo en el que podemos derramar nuestro corazón delante del Señor, expresarle nuestra gratitud o nuestras debilidades.

La oración nos permite dar gracias a Dios por todo lo recibido, por lo que Dios es y hace, pero también es un tiempo especial para pedirle al Señor que nos guíe en la misión que Él mismo nos ha encomendado. Jesucristo, en intimidad con Dios, en oración, tomaba la fuerza para llevar a cabo la misión dada y es en la oración donde el alma descansa y repone fuerzas.

Salmo 4

Aleluya
Escúchame cuando te invoco, Dios, defensor mío;
tú que en el aprieto me diste anchura,
ten piedad de mí y escucha mi oración.

Y vosotros, ¿hasta cuándo ultrajaréis mi honor,
amaréis la falsedad y buscaréis el engaño?
Sabedlo: el Señor hizo milagros en mi favor,
y el Señor me escuchará cuando lo invoque.

Temblad y no pequéis,
reflexionad en el silencio de vuestro lecho;
ofreced sacrificios legítimos y confiad en el Señor.

Hay muchos que dicen: “¿Quién nos hará ver la dicha,
si la luz de tu rostro ha huido de nosotros?”
Pero tú, Señor, has puesto en mi corazón más alegría
que si abundara en trigo y en vino.

En paz me acuesto y en seguida me duermo,
porque tú sólo, Señor, me haces vivir tranquilo.

Gloria…

Lectura — Marcos 1, 2939
Aleluya

Antes del amanecer, Jesús se levantó y salió a un lugar desierto para orar.
Cuando sus discípulos le encontraron, Él les dijo:
Vayamos a los pueblos vecinos para que también allí proclame la buena noticia”
Aleluya

Silencio —

Oración de intercesión

Kyrie eleison…

  • Señor Jesús, te damos gracias por todas las personas que pones en nuestro camino y que con sus palabras y con su entrega desinteresada nos hablan de Ti. Por los colaboradores de Cáritas, pastoral de enfermos que acompañan en hogares y en hospitales, por lo que gastan su tiempo voluntariamente con nuestros mayores. Por todo los que llevan tu luz allí donde hay tinieblas y nos recuerdan que estás siempre con nosotros.

  • Señor Jesús, te pedimos por los todo los enfermos, por sus familiares y por las personas que los cuidan. Que Dios le conceda la gracia de ver su mano amorosa en medio del dolor y que en la Palabra de Dios encuentren consuelo y esperanza.

Padre Nuestro

Oración final

Orar es perderse en un silencio habitado.
Es escuchar, anhelando la voz amiga.
Es confiar, más allá de la eficacia y el método.
Es pelear contra los propios demonios.

Orar es jugarse la vida a una promesa.
Es hacer silencio para que se llene de música.
Es confiar en lo prometido más allá de las evidencias.
Es jugarse el tiempo sin comodín ni garantías.

Orar es mirarse a un espejo distinto.
Es amar una caricia intangible.
Es hacerse niño en los anhelos
y volcar lo frágil en un concierto sin música.

Orar es bailar con la niebla.
Es darle libertad a Dios,
para cantar o callar, para llamar o esperar.
Orar es recordar de otro modo.

José María Rodríguez Olaizola, sj